CLOUD OF FEAR | CAP 1



CAPITULO 1

Las lineas son el limite de cada colonia, nos dividimos en cinco colonias cuyos gobernantes (o sabios como solemos llamarles) se eligen cada año. Cinco chicos y chicas de entre veinte y veinticinco años de edad, así aseguramos que quienes tienen el poder, puedan ver por nuestra colonia de una forma leal al pueblo ya que cualquiera persona que cumpla con el rango de edad puede gobernar. Los antiguos gobernantes se convierten en agentes de defensa quienes se encargan de protegernos de las amenazas que pudieran amenazar nuestra paz.

Mi colonia es la numero 3 aunque no siempre la fue. Vivo aquí desde hace cinco años, mi madre nos trajo aquí para ocultarnos después de que los agentes de defensa de mi antigua colonia interrumpieran en casa buscando a nuestro padre, tuvimos que huir para sobrevivir dejando atrás a mis viejos amigos de primaria, vecinos y a mi padre. Eso es lo único que se de mi vida antes de llegar a la colonia. Debido a que según los médicos sufrí un shock que boqueo todos mis recuerdos antes de vivir aqui. En aquel entonces mi nombre era Joaquin, ahora me llamo Jock, mi hermano mayor Teo ahora es Tom y tratamos de pasar de inadvertidos aunque no ha sido fácil ya que tener un hermano invalido no es algo que se vea muy a menudo hoy en día. Por lo que se el perdió las piernas mientas huíamos de los agentes de defensa.

La colonia numero 3 es un lugar agradable, aquí casi nunca se escuchan noticias de asesinatos, robos, secuestros, fosas clandestinas, etc. La delincuencia disminuyo mucho cuando todo el sistema cambio, el gobierno ahora nos da despensas, medicinas y dinero cada quince días a cada familia de la colonia, así es como sobrevivimos. Mi madre es enfermera en el hospital central de la colonia mientras yo me dedico a cuidar de Tom. Vamos al colegio juntos y regresamos juntos, hacemos casi todo juntos... aunque mi relación con el nunca ha sido la mejor siempre podemos ignorarnos cuando estamos molestos, necesitamos privacidad o un tiempo fuera.

Nuestra casa esta al centro de la ciudad no muy lejos del hospital, mi madre pasa a comer con nosotros en su hora libre, ella casi nunca esta por que dobla turnos o cumple con guardias, la admiro por eso. Ella es una mujer delgada con cabellos rizados negros y una piel apiñonada, ojos grandes y cafés, no es muy alta pero es una mujer hermosa como cualquier madre ante los ojos de su hijos.

Por otro lado yo tengo un pasatiempo, una forma de ganar dinero. Soy un extractor, un saqueador de rumbas, mi trabajo es fácil aunque no muy legal que digamos. Cada semana me reúno con otros extractores y buscamos tumbas recientes, escarbamos, rompemos el ataúd, sacamos el cadáver y extraemos sus órganos. Corazón, riñones, pulmones, etc. Incluso aveces nos llevamos los objetos con los que suelen enterrar a los muertos, usualmente son coas materiales a los que ellos en vida les tenían mucho aprecio. Luego se los llevamos a Darx nuestro principal comprador. Hoy es aquel día de la semana, es el día en que me tengo que escabullir por las noches y correr hacia el cementerio que esta a los limites de la colonia, justo donde se reúnen las cinco lineas de las cinco colonias.

Son cuarto para las nueve y mi madre no tardara en llegar y tengo que ayudar a Tom a bajar a la sala para que cuando nuestra madre llegue podamos cenar los tres juntos. Su cuarto esta frente al mio, el esta recostado en la cama, viendo por tercera ves en la semana Armagedon un clásico del cine. Desde que la encontré en una de las tumbas no la dejado de ver.

-Vamos Tom, ya es hora.-le digo pero esta tan concentrado en la película que no logra oírme o verme, aunque el guante es transparente y el volumen de este no esta tan alto como para que no pueda oírme.

Los guantes son la tecnología que se usa ahora, funcionan como un teléfono celular, computadora, GPS, radio, cámara, pantalla, etc. Funcionan con energía solar y ondas cerebrales. Cada ciudadano de la colonia posee el suyo, realmente es un instrumento practico hoy en día. El nuestro, el de los estudiantes es de color azul mientras que los guantes de los agentes de defensa son negros, la de los enfermeros y médicos son plateado y los de los sabios son de un color naranja. Depende de tu profesional es el color del guante.

-Tom, ¡hey!- Muevo mi mano por enfrente de el hasta que logro que me haga caso.- Es hora de la cena.

-Lo se.- Su voz suena algo nostálgica cada ves que tengo que ayudarle a subir o bajar escaleras, se que no es nada agradable de pender de alguien para casi todo. Incluso para defecar.

M e siento al borde de la cama, espero a que el se relaje un poco y coloque sus brazos por encima de mis hombros rodeando mi cuello. Su brazos son fuertes, siempre hace un poco de pesas antes de dormir, creo que es la forma en la que compensa su inseguridad al salir a la calle.

-¿Listo?- pregunto.

-Solo hazlo.- Me contesta en seco y yo trato de no enfadarme, desde que cumplí quince años he hecho esta casi todo el día, día tras día y no es muy satisfactorio el hecho de que tu hermano mayor sienta rencor por que le ayudes.

Me levanto y salgo del cuarto con el encima, bajamos las escaleras, siento se respiración y su barba picarme la nuca. Cuando llegamos a la sala lo dejo en el sofá un momento para subir nuevamente a su cuarto y bajar la silla de ruedas. La tomo y desciendo nuevamente a la sala, la coloco enfrente de el y después me dirijo a la cocina. Tom es un chico listo y sabe ser independiente una ves que sube a la cilla de ruedas, asi que no me preocupo demacrado una ves que esta en la planta baja de la casa.

Pongo a calentar la comida. Pollo frito. Es el ultimo poyo de la despensa del gobierno y también empiezan a escasear las verduras y la fruta junto con los enlatados. Es por ello que hoy es día de extracción, debo conseguir dinero para comprar mas pollo en los mercados.

Cuando llega nuestra madre en casa, pongo de inmediato la mesa, cenamos y comentamos un poco sobre nuestro día. Mi madre empieza primero.

-Hoy nos ha llegado un chico por intento de suicidio el chico sufrió una ruptura amorosa. Debieron haberlo visto ¡Pobre chico! Tuvimos que hacerle un lavado estomacal para sacarle todas las pastillas que el muy idiota se trago. Que fastidio desperdiciar toda esa medicina en un intento banal de acabar con su vida, en todos lados al medicina escasea y hay muchos enfermos que en verdad las necesitan.

-Es un mundo de locos-me limito a contestar

-¡Verdad que si! Y bien ¿como les ha ido a ustedes el día de hoy?

-Nada interesante, escuela, tareas, bla, bla, bla....-contesto haciendo todo el esfuerzo posible por aparentar que estoy cansado.
-¿Y tu Tom?

Tom se queda en silencio mientras traga el ultimo pedazo de pollo de su boca, nos mira momento antes de bajar su mirada nuevamente al plato.

-Nada nuevo, ¿puedo retirarme? Mañana es día de selecciona de sabios y me gustaría descansar un poco antes de todo el ajetreo.- es lo único que contesta.

Tom toma su plato y lo baja hasta sus piernas, después con ayuda de la silla de ruedas deja su plato, cubiertos y vaso en el fregadero.

Mi madre y yo no decimos nada, ambos sabemos que esta así por que mañana es su ultimo candidato para gobernante y si no es elegido se ira la posibilidad de que el gobierno le solvente el costo de unas piernas artificiales para que el vuelva a caminar. Cada año cuando se han elegido a los cinco sabios sus familias son beneficiados con grandes cantidades de dinero y abastecimientos, mientas que el elegido tiene derecho a la realización de un deseo. Muchos han pedido casas nuevas para su familia, grandes y lujosos autos o viajes por todas las colonias. Este ultimo es el mas común. Pero para Tom, su deseo es recuperar su habilidad de caminar y dejar de depender de nosotros.

-Jock, ¿me ayudas?-Lo hago, lo subo a su cuarto y lo tumbo en su cama, estoy a punto de cerrar las piernas cuando me giro a el y abro la vaco no muy seguro de lo que diré

-Tom, mañana también es mi primer año como candidato ¿Sabes? -hago una pausa y el me mira extrañado.

-En caso de ser elegido...- su voz me interrumpe

-No quiero que gastes tu deseo en mi, no seas estúpido.

-¿Perdón?

-Los deseos que el gobierno hace realidad para los elegidos son únicos, deben de beneficiarte a ti, no a terceros ¿Entiendes?

-Lo se pero el dinero que le daría a mama, seria suficiente para ayudarte.

-No, quiero recuperar mis piernas por mi propia cuenta ¡no quiero caridad!
-Lo se pero yo podría ayudar.

-No quiero tu ayuda Jock, ahora te ruego que me dejes dormir.

Lo miro por un momento y después decido dejarlo en paz, Tom es el chico mas testarudo que conozco y se que jamas cambiara de opino pero al menos debo intentarlo una vez mas.

-Tom, te entiendo pero yo realmente quiero ayudarte.

-No, tu no entiendes, tu eres autosuficiente, no necesitas que alguien te cargue en su espalda para bajar las escaleras, subir al autobús y bajar de el, no necesitas ayuda para ducharte o tomar un libro de la estantería, tu puedes caminar Jock, yo no, tu puedes creer que me entiendes pero la verdad es que no y ¡Jamas lo harás!

Es verdad, yo jamas podre comprender como se siente, jamas me he despertado sabiendo que necesito ayuda para poder ponerme de pie, que jamas he sentido el rechazo por los demás al verme, que jamas podre sentir todo lo que el ha sentido durante estos últimos cinco años. Pero en verdad deseo ayudarle.

Bajo las escaleras y me encuentro con la mirada de mi madre esperándome al final de estas. Nos miramos y nos entendemos, ella ladea la cabeza en desaprobación hacia mi hermano mientras yo deciendo, cuando llego frente a ella, me abraza.

-Hay que darle un poco de especia, el ha sufrido mucho y se que no quería hacerte sentí mal

-Pues lo hizo- contesto cortante y enojado.- Iré dar la vuelta.

-Espera, sera mejor que no salgas, ya falta poco para el toque de queda.-Me dice

-¡Mierda! Lo olvide, sera mejor que me valla a dormir de una ves, descansa.

La verdad es que no se me ha olvidado el toque de queda, si no que le he mentido para poder escaparme por la ventana del cuarto he ir al cementerio a saquear órganos. Le doy un beso a la mejilla y subo corriendo las escaleras nuevamente

-¡Descansa, mañana sera un día ajetreado!- Es lo ultimo que escucho antes de cerrar la puerta del cuarto con seguro.

Abro la ventana, tomo mi mochila y meto un trapo viejo, una pala compacta, una linterna de mano pinzas, cuchillos y una playera por si acaso tengo que huir y cambiarme de ropa lo antes posible. Ser extractor de órganos es algo arriesgado por lo cual prefiero tomar precauciones. Tomo un montón de ropa y la expreso por la cama en forma de que parezca una persona durmiendo. Con la colcha tapo todo apago la luz, espero a escuchar a mi madre entrar a su cuarto para salir por la ventana. Caigo en la sardinera sin hacer el menor ruido posible, llevo haciendo esto varios años y cada vez soy mas sigiloso isa que no preocupo por mirar atrás para ver si alguien me ha visto, al contrario, corro, corro lo mas rápido posible rumbo al cementerio. Detras de mi escucho como se activan las alarmas del toque de queda, los faros de la calle se apagan uno a uno dejando todo en la oscuridad. Afortunadamente me se el camino de memoria.

Cuando llego me encuentro con Uno, un chico de cejas gruesas y barba, ojos claros como el cielo y un tatuaje en el ojo izquierdo que se extiende parte de la frente y la mejilla simulando una cicatriz. En el mundo del saqueo de órganos, los extractores como yo trabajamos en parejas de dos, Uno es mi pareja. Lo saludo y enseguida nos encaminamos hasta la tumba. Uno no es la clase de chicos que habla mucho, la mayor parte del tiempo se mantiene callado.

Cuando llegamos a la tumba nos colocamos frente a frente, sacamos las palas y las armamos, empezamos a escarbar. Para mi me va bien el silencio en estos momento así me doy la libertad de profundizar en mi mente. Después de un rato escarbando llegamos hasta el ataúd, lo golpeamos con fuerza ayudándonos con la palas, lo rompemos y entre los dos sacamos el cadáver, lo colocamos frente a nosotros.

-Quilate la ropa- me dice-Yo veré que han enterrado con el.

A uno le gusta husmear en los ataúdes, dice que aveces hay cosas de mas valor ahí dentro que los mismos órganos, así que lo dejo. Yo me dispongo a bajarle los pantalones a un tipo muerto que jamas conocí.

-¡Que carajos!- Escucho exclamar a Uno – ¡Jock! Deberías de ver esto.
La voz de uno suena raro, sorprendido y Uno no es de los que se preocupen o se asusten fácilmente.

-¿Que pasa?-le pregunto, dejando de desnudar al cadáver - ¿Todo bien?

-No, ¡Ven ayúdame!

Me levanto, dejo el cuerpo y corro hacia el, me deslizo para decender sobre el ataúd, me acuesto y miro hacia dentro de este, veo a Uno quien me señala con la lampara lo que tanto le ha llamado la atención. Dentro veo un rostro, es el de una niña que nos mira, su mirada profunda y su rostro sin expresión. Con forme mis ojos se adaptan a la oscuridad y al as de luz de la lampara noto lo que Uno y yo estaos viendo en verdad, no es una niña, mas bien es una muñeca de porcelana.

-¡Carajo, he estado a punto de manchar mis pantalones!-Dice Uno

-Es solo una muñeca de porcelana, ¿Acaso le tienes miedo a una muñeca de porcelana?

-¡Claro que si! Joder, solo a este loco se le ocurre que lo entierren con una diabólica muñeca de porcelana!- Uno se pone de pie y sale del tuda.

-¿Espera no la sacaras?-Pregunto bromeando

-¡No! Ni de broma lo haría.

Me sorprendo por un segundo, durante todo este tiempo que llevo conociendo a Uno jamas se habia comportado así, y a decir verdad fue gracioso verlo espantado por una pequeña muñeca de porcelana. Lo veo salir y yo doy un ultimo vistazo adentro del ataúd.

Vuelvo con Uno a terminar de quitarle la ropa al cadáver, al terminar seguimos con decidir que órganos sacaremos, Uno es quien los guarda hasta el día en que vemos a Darx así que no me opongo a ninguna sugerencia, solo acepto cortar y extraer los órganos que el quiera.

-Nos llevaremos el corazón, los riñones e ...- escuchamos un crujido a lo lejos.

Guardamos silencio para escuchar mejor pero el crujido no se repite por lo tanto deseduco que solo ha sido un animal rastrero que ha pasado por alguna ramas secas no muy lejos de aqui.

-Corazón, riñones e hígado- continua.

Uno saca de su maleta una caja blanca que funciona como refrigerador, es en esta donde guardamos los órganos siempre, después un cuchillo de carnicería mientras que yo saco el mio, lo miro y menea la cabeza en negandome la oportunidad de ser el primero en hacer el corte.

-Vamos, ya estoy listo.

-Claro que no, anda hasta a un lado, te pasare los órganos y tu los guardaras. Trata de no maltratarlos demasiado, no son manzanas que puedas lanzar al aire.

-Vamos solo lo he hecho una vez.

-¡Si ya casi arruinas un par de riñones!

Debo aceptarlo que en aquella ocasiona no pensé las cosas y me puse ha hacer locuras, afortunadamente Uno no le dijo nada a Darx de lo contrario me hubieran negado la oportunidad de seguir en este negocio y posiblemente para prevenir que yo fuera un soplón me matarían o algo peor.

Uno hace el corte en el vientre de manera vertical, con ayuda de sus dedos expande el corte de manera que su mano pueda entrar completamente. Su mano ahora esta dentro del cadáver y puedo ver como se mueve por su barriga, parece como los peces de la fuente de la central. Uno hace muecas mientras va a tientas, cuando encuentra el primer riñón lo saca con fuerza. La ventaja de que el tipo esta muerto es que es mas fácil extraer sus órganos. Me pasa el riño y lo tomo con cuidado, después lo meto en la caja y así seguimos sacando los órganos por un buen rato. Una ves que termina nos despedimos y cada quien se va por donde vino.

Aunque llevo un tiempo extrayendo órganos con Uno nunca le he preguntado nada personal y no es por nunca halla tenido curiosidad, si no que se que el jamas me contestaría. Lo único que se es que le apodan Uno y que le tiene miedo a las muñecas de porcelana. Valla lio, al menos se que no debo regalarle en su cumpleaños.



Desde muy temprano me he levantado, la elección de los nuevos cinco sabios sera por la tarde antes del toque de queda así que debo prepararme. Debo hacer mis deberes y encontrarme con Uno y Darx así que no tardo en terminar, ayudo a Tom y ami madre en algunas cosas hasta que logro escabullirme, corro por la acera rumbo a la vieja biblioteca donde los gentes de la defensa no suelen ir, es un lugar seguro, nadie nos ha delatado por años. Incluso la vieja cuidadora de los libros, suele ceñirnos el ojo al vernos entrar. Su nombre es Maggi y es tía de Mey, una de las chicas que como yo y Uno se dedica a la extracción de órganos. Nos colocamos detrás de la estantería de libros de filosofía muy al fondo de la biblioteca, ahí pasamos unos quince minutos esperando a los chicos del mercado negro. El primero en entrar es Darx, luego Ka y al ultimo Otty con su mellizo Yet.
-Hagamos esto rápido, no falta mucho para el festejo de los sabios.- Yet, parece algo ansioso por la ceremonia, es su ultimo año al igual que Otty y se que como cualquiera de nosotros deseamos ser elegido.


-Bien, ¿que nos han traído esta vez? ¿Algún riñón?-Pregunta Ka.


-Un par.-Digo


-Yo no pero traigo algo mucho mejor, ayer seguí a estos bobos por el cementerio y vi que habían encontrado algo dentro de ataúd que no sacaron, así que yo lo hice y miren lo que me encontré. - Mey es inteligente, y valiente, y a confesado seguirnos asi que mi mente hace que encaje su presencia en algún momento de la noche y es cuando la ubico, ella fue quien ovaciono el crujido de las ramas que interrumpieron a Uno


-Bien hecho, chica.-Le felicita Ka. Ka es un chico de piel morena y sonrisa perfecta, es el mayor de todos sus hermanos por lo que se.


-¿Un guante?-Escucho a Darx preguntar mientra observo el guante naranja que Mey a traído. ¿Un guante? No logro entenderlo yo mire todo el ataúd por dentro y un guantes no pasa de inadvertido así como así.
-Si y es de uno de los gobernantes.- dice Yet. Mi estomago se revuelve como si algo en el guante le causara asco, y un escalofrió le acompaña.


-No entiendo- digo por fin después de que mi estomago deja de darme molestias- Revise el ataúd y ahí solo estaba...


-Una muñeca de porcelana-Dice Mey interrumpiéndome- El guante estaba dentro de la muñeca de porcelana.-Todos guardamos silencio por unos segundos.


-Uno, Jock, ¿saben de quien era esa tumba?-Nos pregunta Darx


-No, jamas nos preocupamos por el nombre del cadáver a quien le extraemos los órganos.


-¡Pues deberían!-No regaña- ¿Y tu Mey?


-Lo siento, tampoco se quien sea.-Contesta


-Yo si se- Nos interrumpe Yet, extendiéndonos el holograma de su guante y todos podemos ver de quien se trata- Es Bruno, acaban de publicar la noticia en la red.- Bruno era uno de los gobernantes en turno, un joven atlético y muerto. No puedo creer que ayer por la noche desnude a un gobernare y le extraje los órganos... ¡Tuve sus malditos órganos en mis manos y ahora están en esa caja blanca!
La noticia describe que aun no se saben las causas de su muerte pero se cree que murió por causas naturales. Y que los gobernantes lamentan dar la noticia un días después del suceso pero tenían que hacer averiguaciones previas para asegurarse de que no se tratase de un asesinato o atentado hacia el gobierno. Ademas de que no pasan por alto el recordatorio de que hoy se realizaran las elecciones de los nuevos gobernantes y que tomaran nuevas medidas para garantizar la paz entre las colonias.
-Mey sedaste de ese guante lo mas pronto posible – Dice y de inmediato nos paga los vales de la extracción a Uno, Mey y a mi- Sera mejor que no deseen ser elegidos este año chicos, a como veo todo esto el día de hoy todo cambiara. - La voz de Darx suena algo temerosa pero es poco apreciable. Despues se da media vuelta y sale de la biblioteca.
Darx es el mayor de todos los extractores, nunca lo eligieron y ahora se dedica a formar parte de los agentes de la defensa y nuestro principal comprador de órganos. Nunca he hablado mucho con el, pero se dice que Bruno, era su hermano, por ello forma parte de la defensa, y jamas ha sido penalizado por sus faltas a la ley. Y ahora con la muerte de su hermano era obvio que todo cambiaría para el y para nosotros.
De camino a casa sus palabras retumban en mi mente, no ser elegido hoy para mi no supone problema alguno, aun soy joven y me pueden elegir el año que sigue pero para Tom no, ser elegido es lo que mas desea y si es verdad lo que dijo Darx, ser elegido no sera bueno para el.


He ayudado a Tom todos estos años ayudándolo a ir de un lado a otro y la idea de que hoy sea yo uno de los elegidos me da algo no me teoriza pero el hecho de que lo ligan a el si, el es fuerte pero debo de decirlo, no tiene piernas y eso es una clara desventaja para lo que sea que pase este año.


Cuando llega la tarde todos nos reunimos en nuestras casa, debemos permanecer ahí hasta que se nombren a a los cinco nuevos jóvenes gobernares de la colonia, después de ello todos salen a la calle a festejar. Mi madre nos ha preparado flan y arroz con leche. Su plan es que comeremos el postre favorito de Tom o el mio dependiendo de quien sea elegido. Según la reglas no se pueden elegir a dos chicos de la misma familia. Así que ha dicho que el postre perdedor compartido con todos durante el festejo. Afuera, en las calles no se escucha ruido alguno, todos estamos ya preparados. Ansiosos y deseosos de saber quienes serán nuestros nuevos gobernantes.


Nuestra pared se ilumina de repente, primero aparece una luz blanca y poco a poco formas, hasta que se puede ver una imagen nítida, empezamos a ver las colonias, después las calles de nuestra colonia y las casas. Una voz en off suena de fondo, es la vos de Nita, una de las dos gobernantes en turno.


-Colonos, llego el día y la hora, es el momento de saber quienes serán nuestros nuevos gobernantes, los nuevos sabios que nos guiaran en este mundo de paz. Pero antes debemos guardar un minuto de silencio por la muerte de nuestro adorado Bruno quien muriera por causas naturales hace unos días.- En toda la colonia no se escucha ningún ruido mas que la respiración da cada uno de los colonos, como si fuesen un mismo ser.- Ahora bien; este año sera diferente. Lamento decirles que este año solo elegiremos a tres futuros nuevos gobernantes.


-¡Mierda!- Exclama Tom con molestia, lo entiendo, se que tan importante es para el ser elegido y tampoco puedo creer lo que esta sucediendo ¿solo tres nuevos gobernantes? Darx tenia razón, algo malo se aproxima, lo se y me aterra.


-Dicho esto, proseguiré con el nombramiento de los tres futuros gobernante.


Mi corazón se acelera, mi respiración se detiene, empiezo a sudar frio y caliente a la ves, me aferro al sofá y trato de no mirar a Tom o a mi madre, estoy demacrado ansioso y temeroso. Quiero gritar y golpear algo, la tensión se esconde debajo de mi estomago, siento que necesito ir a miar de puro miedo pero no puedo moverme, no puedo hacer nada que tratar de respirar hondamente y tranquilizarme. Miro de reojo a Tom y trato de pensar en que es lo que esta pensando, pero no puedo. Recuerdo sus palabras de anoche, “No, tu no entiendes, tu eres autosuficiente, no necesitas que alguien te cargue en su espalda para bajar las escaleras, subir al autobús y bajar de el, no necesitas ayuda para ducharte o tomar un libro de la estantería, tu puedes caminar Jock, yo no.” Se que el lo desea y yo también deseo que el sea elegido asi que empiezo a rezar para que lo eligan a el.


-Nuestro primer gobernante es....- No aguanto mas, necesito oír el nombre de Tom en la voz de Nita.- Grey Fonteck -cierro los ojos, siento que algo se ha quebrado dentro de mi y no solo lo noto en mi ser, Tom también se siente igual o pero que yo.- el segudo gobernante es...Tom Mourent.


Mi corazón se detiene, no se si gritar de emoción o de miedo, es una mezcla de ambas cosas, solo puedo ver como Tom se queda enmudecido ¡lo han elegido! Me alegro por el mientras el no se la cree, corro a tomar un pedazo de Flan de la mesa y corro hacia el - Nuestro tercer y ultimo gobernante... Jock Mourent.


El mando se queda en silencio, todo se detiene ante mis ojos. Veo como mi madre y mi hermano me voltean a ver extrañado mientras que yo dejo caer el pedazo de flan al suelo. He sido elegido.


 -

Comentarios

YOUTUBE

Entradas populares

Un Incomprendido Desamor || Capitulo 1 || Gas Pimienta

Un Incomprendido Desamor || Capitulo 2 || En lo profundo del dolor

LONDON DEAD/ cap 1/ Encerrados

EXILIO || CAPITULO 1

UN INCOMPRENDIDO DAN || CAPITULO 2 || Un Dolor de Bolas

EXILIO || CAPITULO 2

UN INCOMPRENDIDO DAN || CAPITULO 1 || LAS DAMAS DE HONOR